Sala Equis

Ciclos

REBELIÓN EMOCIONAL

A pocos minutos de los títulos de crédito de Call me by your name, en uno de los finales más exquisitos de lo que va de década, el señor Perlman trataba de consolar a su hijo Elio a través de la descripción la belleza oculta del dolor emocional que los seres humanos experimentamos durante la infancia y la juventud.

La tristeza que de ello se desprende y que, con el paso de los años, desemboca en el levantamiento de una coraza llamada racionalidad, la cual permite, por un lado, escapar del dolor y, por el otro, nos deshumaniza y aleja cada vez más de nuestra primigenia naturaleza.

La educación, o tal vez una madurez mal metabolizada, nos enseña en muchos casos que hay que pasar desapercibidos, que es mejor no arriesgar. Pero todos sabemos que no hay ser más verdadero y auténtico que el que expresa al mundo sus emociones, el que se expone al rechazo y a las críticas y, en definitiva, el que comparte su corazón.

En ocasiones, esta cualidad será intrínseca a la persona y, en otras tantas, serán factores externos los que detonen una exposición emocional hasta entonces contenida. Factores como la rabia, el miedo, la enfermedad o el amor. Todos ellos difícilmente manejables y todos ellos protagonistas de las extraordinarias tramas que llenan la pantalla grande de Sala Equis.

Son historias que aspiran a convertirse, una vez concluidos los créditos finales, en el instrumento para alcanzar recompensas como la libertad y a la autenticidad.

FAMILIA

Esa palabra. Ese concepto que viene a ser la unión indisoluble, para unos, y un cóctel explosivo, para otros. En esta ecuación caben dos certezas: que ningún ser humano vivirá eternamente y que madre (biológica) no hay más que una.

Y en este ciclo, aquel sabio proverbio de ‘familia, unida, jamás será vencida’ adquiere todo el sentido. De eso saben mucho los protagonistas de Parásitos, familia surcoreana que urdirá todo tipo de sofisticadas artimañas para escalar todos juntos y al mismo tiempo en la pirámide social.

En un nivel más pausado, y en la Galicia rural de Lo que arde, se encuentran las vidas de Benedicta y su hijo Amador que, recién salido de la cárcel, regresa a su hogar familiar. Para familia ejemplar la de The Farewell, que, con tal de ocultarle una enfermedad terminal a la matriarca de la familia, son capaces de organizar una boda ficticia a modo de despedida festiva.

En cuestión de armonías familiares, no siempre es oro lo que reluce. No es un secreto que, hasta en las familias más ejemplares, el orgullo y las mentiras pueden llegar a desmembrar lo que parecía indestructible. Así sucede en la familia brasileña de Eurídice Gusmão.

DUELO DE TITANAS

Que no de titanes. Y es que el mes de diciembre nos trae una de las mayores celebraciones interpretativas lideradas por mujeres españolas en lo que va de año (y de década), y que seguro que va dar mucho de que hablar y festejar en todas las galas de premios que nos esperan en el tramo inicial de 2020.

Belén Cuesta, Marta Nieto y Greta Fernández, todas ellas encarnando papeles de mujeres fuertes abriéndose paso en la vida tras los azotes del destino. Interpretaciones desgarradoras que se quedarán en el espectador, aportando en muchos casos más preguntas que respuestas, y ofreciendo un reflejo del gran talento de nuestro cine. Por favor, más papeles como estos y más actrices como ellas.

MUSIC THAT LOVES

Si algo tienen en común las partituras de PJ Harvey, Ara Malikian y Aretha Franklin es que están escritas desde lo más profundo del alma, desde lo más interno del corazón. Es una música tan pasional como reaccionaria, hecha para denunciar todo aquello que nos hace daño, que nos deshumaniza y nos separa. Es una música que nos ama, que nos consuela y que nos hace reflexionar. Son notas de denuncia a la guerra, a la opresión, a la desigualdad. Y a la vez sonidos tan bellos y reconfortantes como el mejor de los abrazos, guiándonos cada día por la senda hacia una sociedad mejor.

SALA ZETA presenta AATANK (TIBURÓN DE BOLLYWOOD)

Sala Equis se convierte en la Sala Zeta gracias a los responsables del festival internacional CutreCon y el sello Trash-O-Rama Distribución, que traen una desternillante selección de las películas más gamberras, extrañas y catastróficas del planeta. Todo un festín cinéfago donde está permitido desmadrarse, reír, aplaudir, hablar en voz alta y, en definitiva, pasarlo en grande.