Sala Equis

Ciclos

ONCE UPON A TIME

El letargo veraniego llega a su fin y, en paralelo, se va abriendo ante nuestros ojos una nueva etapa. Los buenos propósitos y los nuevos retos que invaden nuestras conciencias pelean codo a codo con todos aquellos buenos recuerdos estivales que aún habitan en nuestros pensamientos. De estos últimos no queremos deshacernos tan fácilmente, aunque solo sea por poder estirar un poco más los meses en los que todos somos más felices.

La nostalgia nos conduce a todos aquellos veranos de nuestra infancia y adolescencia que parecían durar eternamente. Cualquier tiempo pasado fue mejor, pensarán muchos, y precisamente de eso versa nuestro ciclo principal de septiembre: aquellos años en los que reinaba el amor libre (Érase una vez en… Hollywood) o la adolescencia se vivía sobre tablas de skate y sin teléfonos móviles (En los 90).

Revisitaremos también algunos géneros clásicos pero exquisitamente actualizados, como puede ser la comedia de situación con Yesterday. Porque pocas cosas podrían producir más nostalgia que un mundo donde ya no existiesen The Beatles; el film noir, con Rojo, llamada a convertirse en la obra de culto contemporánea del cine negro en Argentina; o una de zombies, amigos infatigables en la historia del cine, esta vez bajo las órdenes del director de culto Jim Jarmusch: Los muertos no mueren.

Todo esto y mucho más para ayudaros en esta cuesta de septiembre. Porque en el cine, el verano no se acaba nunca.

SUCEDIÓ UN VERANO

No es oro todo lo que reluce en estación estival. Además de los amores de verano, al estilo de Grease, o las vacaciones de resort, a lo Dirty Dancing o Mamma Mia!, el verano puede acumular muchas otras historias en la gran pantalla.

 

 

Así las cosas, tenemos viajes idílicos que se tornan en algo completamente inesperado (e indeseado) como en Midsommar, nueva película de terror del director Ari Aster, que ya noqueó al mundo en 2017 con su ópera prima Hereditary. Por otro lado, los introspectivos viajes en la existencia de una mujer treintañera durante el mes de agosto en Madrid. La Virgen de Agosto es la última película de Jonás Trueba y resulta una vez más toda una carta de amor a la capital.

 

 

Por último, completa el ciclo un suceso convertido en película que dejó atónitos a los espectadores de medio mundo. Utoya, 22 de julio es un escalofriante plano secuencia desde el punto de vista de su protagonista que nos mostrará la terrorífica experiencia del ataque terrorista en un campamento de verano en Noruega.

GENIALIDAD EN FOTOGRAMAS

El cine no sólo nos deja maravillosas películas por grandes maestros del celuloide, sino que a veces incluso nos deleita con documentales que nos ayudan a recordar y conocer mejor su obra, sus inspiraciones, sueños, y métodos de trabajo.

Casi por casualidad, en estos últimos meses, se han estrenado cuatro documentos sensacionales que nos descubren, precisamente, la vida y obra de unos genios indiscutibles e imperecederos de la historia del cine. Su legado ha servido de inspiración a innumerables cineastas y sigue tan vigente y actual como el primer día. Una gran oportunidad para viajar en el tiempo y sentir, como si fuese ayer, toda la energía y genialidad de figuras como Agnès Varda, Ingmar Bergman, Buster Keaton y Orson Welles.

SALA ZETA presenta ASIAN ZOMBIES

Sala Equis se convierte en Sala Zeta gracias al festival internacional CutreCon y el sello Trash-O-Rama Distribución, que traen una desternillante selección de las películas más gamberras del planeta.

Este mes, demenciales zombies asiáticos invadirán el cine con Asian Zombies, el ciclo que exhibe los filmes Thunder Cops –”posiblemente la película hongkonesa más bizarra de la historia”, en palabras de Domingo López, responsable de Trash-O-Rama– y Detective Dee And The Road To Hell, donde el célebre detective chino se enfrenta a hordas de muertos vivientes. Todo un festín cinéfago donde está permitido desmadrarse, reír y aplaudir.