Sala Equis

El pasaje de entrada a Sala Equis, como primer acto de esta obra, guarda el misterio que espera una vez atravesada la puerta. Para los encuentros más relajados y con funcionamiento de terraza cubierta con vistas a la calle Duque de Alba, nuestra terraza es el prólogo perfecto para esta experiencia.

Con resonancia a tiempos pasados, el ambigú acompañó las tardes y noches más culturetas de principios y mediados del S.XX. Recuperamos el ambigú del antiguo cine Alba como templo de aquéllas y conversaciones en torno a algún licor de buena graduación para pensar en grupo la experiencia cinematográfica. Y de la vida, cuando no se puede discernir entre vida y cine.

En el corazón de Sala Equis está su sala de cine, un pequeño templo para los amantes de las películas en versión original subtitulada que albergará muchas de las joyas de la historia del cine. Además contaremos con la visita de profesionales del cine como directores, actores o guionistas para que nos acompañen en pases especiales y abrir debates y encuentros con los asistentes.

El antiguo patio de butacas es hoy en Sala Equis una plaza cubierta, un lugar donde se mezclan experiencias compartidas en torno a una oferta gastronómica de corte callejero. Pequeños conciertos en formato acústico, piezas escenográficas hechas a medida para nuestra particular plaza cubierta y encuentros fortuitos componen el espíritu de este espacio compartido.